Viernes, 09 de abril de 2010


Pues sí, que descanse en paz, no voy a negaros que fue un pequeño mafioso, quizás nunca creyó en el punk, él solo vio un negocio, lo explotó, obligó a los Sex Pistols a armarla en televisión, les decía como vestir, que se drogaran, que se dieran de hostias, y gracias a eso su disco se vendió como churros, estafó a los New York Dolls, en su tienda llamada Sex se aprovechaba de los jóvenes, nunca fue una persona de fiar, pero quizás sin él el punk no hubiera sido lo que es hoy en día, por todo esto y por mucho más, descansa en paz.

"El punk destruyó más que lo que creó, pero ésa era su filosofía". (Malcolm McLaren).

Comentarios